fbpx
Skip to content Skip to footer

Tonifica tus músculos y elimina la flacidez con la Gimnasia Pasiva

Dentro de las novedades para tonificar el cuerpo sin realizar mucho esfuerzo está la gimnasia pasiva. Dicha técnica se aplica a través de electrodos y no produce molestias. Por esta razón, cada día hay más personas que lo integran a su rutina de entrenamiento para estimular sus músculos.

¿Qué es la Gimnasia Pasiva?

 

Es una técnica en la cual se estimulan las fibras musculares mediante impulsos eléctricos de baja frecuencia. Se utiliza para este propósito un aparato electro estimulador que transmite las mini descargas a través de cables hasta los terminales o electrodos, que se colocan directamente sobre la piel del paciente, en las áreas o grupos musculares que queremos tratar.

De este modo, las contracciones musculares fisiológicas producidas por el electro estimulador, permite que los músculos adquieran volumen, fuerza, resistencia y tono, además de quemar las reservas de grasa localizadas.

¿En qué partes del cuerpo se aplica?

 

Cada sesión de estimulación dura de 30 a 45 minutos y se aplica en diferentes zonas. Entre ellas pueden ser los glúteos, caderas, estómago, piernas y brazos. Después de que cada parte recibe las contracciones por un periodo, es cuando ocurre la tonificación y reafirmación muscular. Así, actúa simultáneamente de forma completa en el tejido que se estimula.

¿Cuáles son los beneficios de la Gimnasia Pasiva?

 

La gimnasia pasiva trae varios beneficios tanto para deportistas como para gente que necesita terapia. A continuación te decimos algunas de las ventajas que produce este tipo de ejercicio.

  • Incrementa el tono muscular, quema la grasa y combate la flacidez. Por esta razón, es recomendable como tratamiento postparto al ser estímulo tónico y aumentar la consistencia.
  • La estimulación muscular sirve para rehabilitar zonas inactivas. Es decir, remueve los músculos y evita que se atrofien después de estar inactivos por mucho tiempo.
  • Mejora y favorece la circulación sanguínea y linfática.
  • Previene reumas, ya que tiene efectos antiinflamatorios. Además, combate la rigidez de ligamentos y la falta de flexibilidad en músculos.
  • Calma dolores musculares, alivia el síntoma de piernas pesadas, ayuda a evitar los calambres y da masajes de relajación.
SÍGUENOS:

SUSCRÍBETE A NUESTRA WEB

¡ELIGE TU PRIMER TRATAMIENTO GRATIS!

    ¿En qué te puedo ayudar?