fbpx
Skip to content Skip to footer

Cómo cuidar la piel después del verano

Es típico que descuidemos nuestro bienestar físico durante los meses de verano tal como lo hacemos el resto del año. No importan las repercusiones, hechos como broncearse, consumir demasiadas calorías o beber después del atardecer se convierten en los protagonistas. Ahora que ha llegado el otoño notamos que no estamos tan radiantes como hace unos meses y que necesitamos establecer una rutina para empezar a cuidarnos una vez más y darle a nuestro cuerpo todo lo que necesita. Te daremos consejos sobre cómo cuidar tu piel después del verano para que este proceso sea más llevadero.

Cuidados especiales de la piel después del verano

Después de excedernos durante los meses más calurosos del año, es hora de mirarse al espejo una vez más y darse cuenta de lo importante que es el cuidado de la piel después del verano. Sólo necesitamos marcarnos una breve rutina que repare nuestro organismo, a pesar de que al principio parezca una tarea difícil. Pronto nos enteraremos de las modificaciones. Sólo necesitas seguir estas sencillas instrucciones:

  1. Mantener un estilo de vida saludable incluye beber dos litros de agua al día para mantener nuestra piel hidratada.
  2. Abstenerse de consumir alcohol.
  3. Dormir lo suficiente.
  4. Realizar actividad física.
  5. Mantener una dieta saludable.

IMPORTANCIA DE LOS TRATAMIENTOS ESTÉTICOS PARA CUIDAR Y REPARAR LA PIEL DESPUÉS DEL VERANO

Los tratamientos estéticos después del verano pueden ser de gran importancia para muchas personas por varias razones. Aquí te presento algunas de las razones más comunes:

  1. Reparación de daños causados por el sol: El verano a menudo implica una mayor exposición al sol, lo que puede resultar en daños en la piel, como quemaduras solares, manchas oscuras, arrugas prematuras y pérdida de elasticidad. Los tratamientos estéticos pueden ayudar a reparar y rejuvenecer la piel dañada por el sol.
  2. Hidratación y revitalización de la piel: Después de un verano caluroso, la piel puede estar deshidratada y desgastada. Los tratamientos como la hidratación facial, peelings químicos y la microdermabrasión pueden ayudar a restaurar la vitalidad de la piel.
  3. Eliminación de manchas: Las manchas solares y las irregularidades en la pigmentación de la piel son comunes después del verano. Los tratamientos como el láser, la terapia de luz intensa pulsada (IPL) y los peelings químicos pueden ayudar a eliminar estas manchas y mejorar la apariencia de la piel.
  4. Reducción de celulitis y grasa localizada: Muchas personas se preocupan por la celulitis y la acumulación de grasa en áreas específicas del cuerpo después de la temporada de trajes de baño. Los tratamientos como la cavitación, la radiofrecuencia, etc., pueden ayudar a reducir la grasa y mejorar la apariencia de la piel.
  5. Preparación para el otoño e invierno: Después del verano, muchas personas cambian su enfoque de la exposición al sol y la ropa de verano a una mayor cobertura y cuidado de la piel para el otoño e invierno. Los tratamientos estéticos pueden ser parte de esta transición para mantener la piel en óptimas condiciones durante los meses más fríos.
  6. Aumento de la confianza y el bienestar: Sentirse bien consigo mismo es fundamental para la salud mental y emocional. Los tratamientos estéticos pueden aumentar la confianza en uno mismo y mejorar la autoimagen, lo que puede tener un impacto positivo en la salud mental y el bienestar general.

Es importante recordar que los tratamientos estéticos deben realizarse de manera segura y con la orientación de profesionales médicos calificados. Antes de someterse a cualquier tratamiento, es aconsejable consultar con un dermatólogo o cirujano plástico para evaluar las necesidades individuales y las opciones más adecuadas. Además, el cuidado constante de la piel, como la protección solar diaria, una buena hidratación y una dieta equilibrada, son esenciales para mantener una piel saludable a largo plazo.

¿Qué tratamientos estéticos podéis realizarte?

Higiene Profunda

La higiene profunda de la piel se refiere a un proceso de limpieza y cuidado de la piel que va más allá de la limpieza superficial diaria. Implica una limpieza más minuciosa y completa de la piel para eliminar la suciedad, el exceso de grasa, las células muertas, los residuos de maquillaje y otros contaminantes que pueden acumularse en la superficie de la piel y en los poros. La higiene profunda de la piel es esencial para mantener una piel saludable, prevenir problemas cutáneos y mejorar la apariencia general de la piel. Aquí hay algunos aspectos clave de la higiene profunda de la piel:

  1. Limpieza adecuada: La limpieza profunda de la piel comienza con el uso de un limpiador facial adecuado para tu tipo de piel. Debes lavar tu rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche, utilizando un limpiador suave pero efectivo.
  2. Exfoliación: La exfoliación es parte importante de la higiene profunda de la piel. Puede realizarse mediante el uso de exfoliantes químicos o físicos, como exfoliantes con partículas suaves. Esto ayuda a eliminar las células muertas de la piel, a despejar los poros obstruidos y a mejorar la textura de la piel.
  3. Tratamientos específicos: Dependiendo de las necesidades de tu piel, es posible que desees utilizar tratamientos específicos después de la limpieza y la exfoliación. Estos pueden incluir sueros, mascarillas o productos con ingredientes activos como el ácido hialurónico, la vitamina C, el retinol o el ácido salicílico para abordar problemas específicos como la hidratación, la pigmentación irregular o el acné.
  4. Hidratación: La hidratación es esencial para mantener la piel equilibrada y saludable. Después de la limpieza profunda y la aplicación de tratamientos, es importante usar una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel.
  5. Protección solar: No se puede subestimar la importancia de la protección solar en la higiene profunda de la piel. El uso diario de protector solar ayuda a prevenir el daño causado por los rayos UV y a proteger la piel de los efectos del envejecimiento prematuro y las manchas oscuras.
  6. Cuidado continuo: La higiene profunda de la piel es un proceso continuo y debe mantenerse como parte de una rutina regular de cuidado de la piel. Además, es importante adaptar tu rutina a las necesidades cambiantes de tu piel con el tiempo y consultar a un dermatólogo si tienes preocupaciones específicas o problemas cutáneos que requieren atención profesional.

En resumen, la higiene profunda de la piel es un conjunto de prácticas y productos diseñados para mantener la piel limpia, saludable y en su mejor estado. Esta rutina de cuidado de la piel va más allá de una simple limpieza superficial y es esencial para prevenir problemas cutáneos y mantener una piel radiante.

Tratamiento con vitaminas

Los tratamientos faciales con vitaminas son una opción popular en el cuidado de la piel para mejorar la apariencia y salud de la piel. Estos tratamientos pueden proporcionar una variedad de beneficios, dependiendo de las vitaminas y nutrientes específicos utilizados. Aquí te presento algunos de los tratamientos faciales con vitaminas más comunes:

  1. Sueros faciales con vitamina C: La vitamina C es conocida por sus propiedades antioxidantes y su capacidad para iluminar la piel, reducir la hiperpigmentación y estimular la producción de colágeno. Los sueros faciales con vitamina C se aplican típicamente por la mañana antes de la crema hidratante y el protector solar.
  2. Mascarillas con vitamina E: La vitamina E es un antioxidante que puede ayudar a proteger la piel de los daños causados por los radicales libres. Las mascarillas con vitamina E pueden proporcionar hidratación y nutrición a la piel, lo que es beneficioso para pieles secas o maduras.
  3. Ácido hialurónico: Aunque no es una vitamina en sí, el ácido hialurónico es un ingrediente común en los tratamientos faciales. Ayuda a retener la humedad en la piel, manteniéndola hidratada y con un aspecto más suave y terso.
  4. Vitamina A (retinol): El retinol, una forma de vitamina A, es conocido por sus propiedades antiarrugas y su capacidad para reducir las líneas finas y las arrugas. Los productos que contienen retinol deben usarse con precaución y preferiblemente por la noche, ya que pueden hacer que la piel sea más sensible al sol.
  5. Tratamientos con vitamina B (niacinamida): La niacinamida es una forma de vitamina B que puede ayudar a mejorar la textura de la piel, reducir el enrojecimiento y controlar la producción de sebo. Es adecuada para una amplia variedad de tipos de piel.
  6. Vitamina K: La vitamina K se ha utilizado en tratamientos para reducir la apariencia de ojeras y hematomas al promover la circulación sanguínea y fortalecer los capilares sanguíneos en la piel.

Estos tratamientos faciales con vitaminas pueden variar en términos de aplicación y concentración. Algunos se pueden aplicar directamente sobre la piel, mientras que otros pueden requerir la supervisión de un dermatólogo o profesional de la salud estética. Antes de comenzar cualquier tratamiento con vitaminas en el rostro, es importante conocer las necesidades de tu piel y consultar con un profesional para determinar cuál es el enfoque adecuado para ti, así como para evitar posibles reacciones adversas o efectos secundarios.

TRATAMIENTO ADAPTADO PARA TU PIEL

Un tratamiento adaptado para la piel se refiere a un enfoque personalizado en el cuidado de la piel que se ajusta específicamente a las necesidades y características individuales de tu piel. Cada persona tiene un tipo de piel único, que puede variar en términos de sensibilidad, tipo de piel (grasa, seca, mixta, normal), problemas específicos (acné, envejecimiento, hiperpigmentación, etc.) y otras consideraciones.

Recuerda que el cuidado de la piel es un proceso continuo y que los resultados pueden llevar tiempo. Es importante ser constante en tu rutina y seguir los consejos de un profesional de la piel si tienes problemas graves o persistentes.

SESIÓN CON DERMAPEN

El Dermapen es un dispositivo de microagujas que se utiliza en tratamientos de rejuvenecimiento de la piel y mejoramiento de su textura y apariencia. Es una herramienta que se emplea en procedimientos llamados “microneedling” o “microagujas”, y puede realizarse en una clínica de estética o bajo la supervisión de un profesional médico.

Es importante recordar que después del tratamiento con Dermapen, es posible que experimentes enrojecimiento temporal, hinchazón y sensibilidad en la piel, pero estos efectos suelen desaparecer en unos días.

Antes de someterte a un tratamiento con Dermapen, asegúrate de consultar con un profesional de la salud estética con experiencia que pueda evaluar tus necesidades y determinar si este procedimiento es adecuado para ti.

Hidratación de labios

La hidratación de los labios es importante para mantenerlos suaves, saludables y libres de sequedad o grietas. Los labios son una parte sensible de la piel que puede deshidratarse fácilmente debido a factores como la exposición al clima frío o seco, la falta de hidratación y la exposición al sol.

En MJ tenemos una promoción que no podéis perderte. Recuerda que el cuidado de tu piel es muy importante.

SUSCRÍBETE A NUESTRA WEB

¡ELIGE TU PRIMER TRATAMIENTO GRATIS!

    ¿En qué te puedo ayudar?